Pueblos para visitar

Pueblos imprescindibles que no te puedes perder en Asturias

Asturias es conocida por la belleza de sus paisajes amén de por su gastronomía y el carácter amable de sus gentes. Lo llamativo de su paisaje es esa “batalla” entre el mar y la montaña, tan cerca el uno del otro que dan lugar a paisajes de singular belleza.

Por ello, vamos a hacer un breve recorrido por esa serie de pueblos que, sin ser tan conocidos como muchos otros que tenemos, aúnan igualmente riqueza y belleza arquitectónica a raudales recomendando tenerlos en cuenta en su hoja de ruta cuando visite nuestra región.

 

Comenzando por la zona costera nos encontramos los siguientes:

  1. CUDILLERO : pueblo de pescadores que se encuentra al pie de un acantilado y cuyo mayor reclamo es la vista que se tiene del propio pueblo desde el puerto: ahí se ven todas las terrazas a pie de mar con las casas y sus fachadas de colores, todas escalonadas mirando sin vértigo al mar. Recomendable callejear por el pueblo y visitar la Capilla del Humilladero o la casa rectoral.
  2. TAZONES: pequeño pueblo marinero dividido en 2 barrios, el de San Miguel y el de San Roque, que son Conjunto Histórico-Artístico. Tiene un emplazamiento ya de por sí muy pintoresco ya que se sitúa en una cala a la que se accede por un desfiladero. Imprescindible acercarse a ver la casa de las conchas, el faro y la playita donde en marea baja se pueden contemplar huellas de dinosaurios. Buen lugar así mismo para degustar un buen pescado y marisco.
  3. LUARCA:  ubicada entre altos acantilados Luarca es uno de los lugares más bonitos del litoral occidental asturiano. Es recomendable empezar la visita por el cementerio, primero, por lo pintoresco que es debido a la magnificencia de sus enterramientos y, segundo, por las vistas inmejorables que se tienen desde allí de todo el pueblo y del puerto pesquero. Se la conoce como la Villa Blanca porque reina el color blanco en sus casas por encima de cualquier otro. Es así mismo lugar de nacimiento y donde está enterrado Severo Ochoa.
  4. PUERTO DE VEGA: situado igualmente en el occidente asturiano nos encontramos este pequeño pueblecito protegido por un recodo natural excavado en la roca. Destaca el contraste entre caseríos típicos marineros, casas de indianos y edificios modernos en lo alrededores del puerto. Pueblo muy bien cuidado, merecedor del premio a Pueblo Ejemplar de Asturias en 1.995. Su nombre está ligado a la figura de Jovellanos que pasó aquí los últimos días de su vida hasta su muerte en 1.811. Recomendable la visita al Museo Etnográfico Juan Pérez Villamil que le introducirá en los usos, costumbres y vida de sus gentes.

Situándonos ahora en la zona interior de la región cabría destacar los siguientes:

  1. BUEÑO: a unos 5 km de Oviedo se encuentra esta aldea asturiana conocida por sus cerca de 50 hórreos y paneras, casi tantas como viviendas tiene el pueblo. Es sede del primer Centro Interpretativo del Hórreos del Principado de Asturias. Recomendable realizar la ruta interpretativa, bien señalizada, “Paseo de los Hórreos de Bueño”, agradable paseo etnográfico para contemplar hórreos de distintas épocas. Nombrado Pueblo Ejemplar de Asturias en 2.012.
  2. CAMPO DE CASO: capital del concejo de Caso que junto con Sobrescobio forman parte del Parque Natural de Redes, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 2.001. Conserva muchos vestigios de la época romana como la calzada que saliendo de Villaviciosa comunicaba Asturias con la meseta, vía de comunicación llamada hoy día Camín Real. Destacan también el puente medieval situado a la salida del pueblo, las casas de indianos y las viviendas de carácter popular del barrio de Pandu. En sus alrededores se pueden hacer infinidad de rutas de senderismo.
  3. VALLE DE LAGO: situado en el concejo de Somiedo y, por tanto, dentro del parque natural del mismo nombre, también Reserva de la Biosfera desde el año 2.000. Es especialmente llamativo su paisaje “virgen” y su arquitectura popular con sus casas y cabañas con teitos (techos) de escoba. Recomendable visitar cualquiera de las muchas brañas que hay por la zona, que son conjuntos de Cabañas con los teitos antes descritos en zonas de montaña donde el ganado aprovecha los pastos tardíos en época estival. Desde aquí parte una de las rutas más bonitas del parque que nos conduce al Lago Del Valle, al que sólo se puede acceder a pie a lo largo de unos 14 km., que se pueden hacer también de manera circular en una ruta de dificultad fácil.
  4. SAN EMILIANO:  aldea de occidente declarada Conjunto Histórico y Pintoresco en 1.971, singular por su aire fantasmal que nos proporciona la sensación de encontrarnos en un lugar irreal. Es de esos sitios en los que las palabras sobran, sólo hay que verlo. Es como un diminuto punto perdido entre las montañas de Allande. Conserva una vegetación muy rica en robledales, hayas, castaños y abedules, y una abundante fauna con especies como corzos, liebres, jabalíes, urogallos o rapaces. En esta zona ya empiezan a verse las casas con los tejados de pizarra, tan típicas del occidente asturiano, aunque en este caso aún se mezclan con mampostería medieval. Destaca el conjunto señorial de la Casa De la Torre.
  5. TARAMUNDI: cuna del turismo rural con su hotel La Rectoral y muy conocido por su artesanía del hierro. Famosas son las navajas y cuchillos de Taramundi, los techos de pizarra en todas sus construcciones y la belleza salvaje y virgen de su paisaje. Imprescindible acercarse a visitar el núcleo rural de Os Teixois con sus ingenios hidraúlicos y el Museo  de Molinos de Mazonovo, donde se explica la evolución de los molinos a lo largo de la historia y donde se pueden contemplar diversas réplicas de molinos hidraúlicos.

Esperamos que os gusten y que el articulo os haya sido util!! Feliz Viaje!